Información del sector palmero colombiano - Fedepalma

Acreditación de asistentes técnicos: una estrategia que potencia las competencias del talento humano

Foto: Miguel Hernández Castro, Extensionista Subzona Catatumbo
0

Por:

Brillit Gañán Galvis, Responsable de Estrategias Didácticas de Cenipalma. 
Juan Carlos Vélez Zape, Líder de Formación a través de terceros de Cenipalma.


Hoy más que nunca, las empresas y organizaciones de los diversos sectores productivos del país enfrentan retos asociados al cumplimiento de sus objetivos estratégicos mediante la generación de capital humano que, en todos los niveles organizacionales, desde las gerencias hasta los operativos, inciden directamente en los propósitos misionales de cada una de estas. En este sentido, y como parte de la estrategia de asistencia técnica construida por Cenipalma para el sector palmero, se han ejecutado acciones para el fortalecimiento de este servicio encaminadas a la toma de decisiones sobre la implementación de las mejores prácticas agroindustriales, con miras al incremento de la productividad con sostenibilidad. Justamente, una de las acciones pensadas para potenciar los desempeños de los equipos técnicos es la definición del Sistema de Autorregulación de la Asistencia Técnica Palmera, planteada para que los Núcleos Palmeros y otros actores garanticen este servicio orientado a los productores de palma de aceite, cumpliendo con criterios y estándares de pertinencia, calidad, trazabilidad e idoneidad. 

Es en este sentido, para asegurar la idoneidad del personal que realiza el acompañamiento técnico a los productores, desde 2020 se viene implementado la estrategia de Acreditación Sectorial de Asistentes Técnicos, concebida para constatar y evaluar las capacidades, competencias, desempeños, así como requisitos académicos y de experiencia laboral del personal que conforma los equipos de asistencia técnica. En estas dos convocatorias, (2020 y 2021) mediante este proceso participativo, se ha logrado constatar y evidenciar el cumplimiento de las condiciones necesarias para que el factor humano; dedicado a brindar acompañamiento, asesoría o asistencia a nuestros productores; pueda dar respuesta oportuna y acertada a los desafíos que implica lograr una meta de productividad de 5 toneladas de aceite por hectárea al año, respetando los entornos sociales y ambientales.

Segunda convocatoria del proceso de acreditación sectorial

Se realizó en noviembre y diciembre de 2021, se postularon 111 participantes, 59 para el nivel técnico/tecnológico y 52 para el profesional, en representación de 31 empresas de las 4 zonas palmeras del país.

En total, fueron desarrolladas 246 pruebas de conocimiento y de procedimientos en 6 módulos asociados al área de Atención de Cultivos (eficiencia de la fertilización, polinización artificial, calibración de equipos de aspersión, manejo de plagas y enfermedades, manejo del recurso hídrico y cosecha del cultivo de la palma), registrándose un promedio de 2,2 pruebas de conocimiento (una por módulo), por cada participante. 

El nivel de Director de Unidad de Asistencia Técnica, en el área de Proyectos, fue actualizado en el marco del diplomado de Gerencia de Proyectos, ofertado por el Centro de Investigación en Extensión Rural (CIER) de la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, acción de formación financiada a través del Convenio SENA-Fedepalma 2021. Posteriormente se desarrollaron pruebas voluntarias de acreditación.

Para el nivel profesional (incluyendo el perfil de Director) se otorgaron 78 acreditaciones en el ámbito nacional (se destacan 48 a personal de la Zona Central, seguido de la Zona Oriental con 24), 7 en la categoría A-óptima y 71 acreditaciones en la categoría B-satisfactoria. Finalmente, 35 pruebas fueron valoradas como insatisfactorias. A continuación (Figura1), se describen las acreditaciones por módulos del nivel profesional:

 

Para el nivel técnico se presentaron pruebas en el área Atención a cultivos en sus 6 módulos. En total se entregaron 35 acreditaciones en la categoría B-satisfactoria a nivel nacional (desatacándose 22 acreditaciones en la Zona Central, seguido de Zona Norte con 11). Finalmente, 98 pruebas fueron valoradas como insatisfactorias. A continuación (Figura 2), se describen las acreditaciones por módulos del nivel técnico/tecnólogo:

 

En general, este proceso deja valiosos aprendizajes y plantea retos para todos los actores involucrados y comprometidos con el mejoramiento de la asistencia técnica.  

En las empresas y los equipos técnicos, el proceso de acreditación implementado permitirá a los líderes, tanto misionales como de las áreas de recursos humanos, tener un referente claro y trazable de las competencias de sus asistentes técnicos y la posibilidad de generar diagnósticos y planes de mejora de desempeño, basados en el fortalecimiento de competencias específicas. 

De otro lado, se evidencia la dinámica de participación de los equipos técnicos de las zonas palmeras en procesos de actualización, lo mismo que su capacidad para asumir la evaluación como un referente de mejora que indica el grado de apropiación de lo que se hace y el deseo de saber que tan competente se es en sus labores. 

Aquellas empresas que promovieron y animaron a sus equipos de asistencia técnica para que participaran en todo el proceso de acreditación dan muestra de haber escogido el camino de las acciones transformadoras, con un enfoque de mejora continua, en torno a la adquisición de conocimientos y desarrollo de competencias, hecho que se verá reflejado en la productividad y sostenibilidad de los productores que asisten. 

(Visited 35 times, 35 visits today)
Deja una respuesta