Información del sector palmero colombiano - Fedepalma

Estimación de los costos de producción para el sector palmicultor 2021

Foto: archivo Fedepalma
0

Por:

Juan Sebastián Arteaga, Analista de Economía de Fedepalma.
Andrés Silva Mora,
Líder de Economía de Fedepalma.


Durante el 2021 el sector agropecuario en Colombia enfrentó un alza generalizada en los costos de producción relacionada con la coyuntura internacional que presionó el aumento del precio de los productos para protección y nutrición de los cultivos, el costo del combustible y el transporte, así como el costo del financiamiento. En respuesta a los retos que suponen estas tensiones de coyuntura internacional sobre el sector palmero, además de las características propias del sistema de producción de fruto y aceite de palma, este año se ha innovado en la metodología de cálculo de los costos de producción, por medio del Índice de costos para el cultivo de la palma de aceite en Colombia (ICPA), elaborado por la Unidad de Evaluación Económica de Cenipalma, el cual define una estructura de costos de producción según etapas, cultivares y zonas de producción.

Con base en los registros históricos y el aprendizaje adquirido de los estudios de costos realizados en años previos (2016-2020), esta nueva metodología define una canasta base de productos que intervienen en las diferentes etapas de producción, a partir de la cual se establece una proporción de las cantidades de productos, bienes y servicios necesarios para el proceso de cultivo, incluyendo también a la mano de obra, el combustible y el costo de mantenimiento de la tierra dada su relevancia dentro del proceso productivo. A partir de esta canasta base de productos se construye un índice de Laspeyres que relaciona las cantidades definidas para un periodo base (2020) con los cambios en sus precios, monitoreados en el siguiente periodo (2021), lo que permite actualizar los rubros de costo con base en las variaciones de precio de cada bien, consultadas desde dos tipos de fuentes, la primera de carácter público, donde se encuentra el SIPSA, IPP, IPC, SMLV, precio del ACPM y el índice de costos fijos de transporte ICTC, entre otros, y la segunda a modo de verificación, realizada directamente en plantaciones, campos experimentales y plantas de extracción.

La información correspondiente a productividad según cultivar y a tasas de extracción en cada zona, se consulta directamente encuestando a empresas benchmark participantes del estudio de costos 2020 y con los reportes de las plantas de beneficio en cada zona en el marco de los Comités Asesores en Investigación en Plantas de Beneficio, de esta forma, la nueva metodología captura efectos coyunturales y estacionarios con mayor precisión y frecuencia gracias al ICPA, y proporciona un escenario de consulta directa que contrasta información en campo.

Composición de los costos de producción del cultivo de aceite de palma 2021

Durante el 2021, los costos de producción mostraron un comportamiento creciente a nivel nacional para ambos cultivares relacionado principalmente con el aumento en el precio de los fertilizantes a nivel mundial y las dificultades de logística y transporte internacional. Se observa, también, relevancia de otros rubros en las diferentes etapas de producción, como los costos de oportunidad de la tierra y de planeación y supervisión en etapa improductiva, el costo de cosecha y transporte en las etapas en desarrollo y adulta, y el costo de polinización en estas mismas etapas puntualmente para el cultivar Híbrido OxG.

Considerando la tasa de extracción del año 2021 (Tabla 3) el costo de producción por tonelada de racimo de fruto fresco (t/RFF) para el cultivar Elaeis Guineensis ascendió a $ 324.272, mientras que para el cultivar Híbrido OxG el costo de producción por tonelada de RFF llegó a $ 343.332. Para mayor profundidad ver; Estudio de costos de producción 2021 para empresas benchmark del sector de la palma de aceite de Colombia.

El estudio de costos 2020 estimó que los fertilizantes significaban el 27 % del total de los costos de producción de una tonelada de racimo de fruto fresca (RFF) en los cultivares E. Guineensis y el 20 % del total de los costos de producción de una tonelada de RFF en los cultivares Híbridos OxG. Mientras que, según el ICPA para 2021, la composición cambió drásticamente en respuesta al aumento en los precios globales, llegando a un 36 % y 27 % del total de los costos de producción de una tonelada de RFF para los cultivares E. Guineensis e Híbridos OxG respectivamente, por lo que se debe prestar especial atención a las condiciones de mercado externo del país en referencia a los fertilizantes. La participación de las labores en el costo por tonelada de fruto muestra un aumento del 48 % en la participación de los precios de los fertilizantes en la palmicultura para 2021, lo que implica una presión mayor sobre la estructura de costos del sector, donde se identifican compuestos principales como la Urea (46-0-09), el Cloruro de potasio KCL (0-0-60) y el Fosfato diamónico DAP (18-46-0) entre otros del total de fertilizantes utilizados en los cultivos de palma colombianos.


 

Aumento mundial en el precio de los fertilizantes

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el precio de los fertilizantes a nivel mundial durante 2021 estuvo constantemente al alza, siendo los fertilizantes nitrogenados, potásicos y fosfatados los que han presentado los incrementos más relevantes. Esto afectó directamente a la agroindustria de la palma de aceite y sus derivados, dada la relevancia que tienen estos sobre la estructura de producción. La Urea triplicó su precio entre noviembre de 2020 y noviembre de 2021, pasando de USD 245 por tonelada a USD 901 por tonelada según cotizaciones de precios nominales en el mar negro FOB, el Fosfato Diamónico (DAP) duplicó su precio ya que, pasó de USD 360 por tonelada a USD 726 por tonelada en el mismo periodo, según cotizaciones en el Golfo de los Estados Unidos FOB. Para las cotizaciones del sector privado en Estados Unidos, el precio de los fertilizantes potásicos (KCL), entre enero de 2021 y enero de 2022, presentó una tendencia al crecimiento como se ilustra en la figura 1. Para el caso de Colombia, según el Dane, el precio de los fertilizantes tuvo aumentos entre el 7 % y el 91 % durante el 2021.

El mercado mundial de fertilizantes: balance de la situación de un mercado en dificultades. FAO (2022).
El mercado mundial de fertilizantes: balance de la situación de un mercado en dificultades. FAO (2022).

Tendencia de los precios de los fertilizantes nitrogenados, fosfatados y potásicos en 2021 en los Estados Unidos, según encuestas

Las condiciones adversas de comercio de insumos, logística y transporte lograron impactar la productividad en el país a nivel general, siendo la zona oriental la más afectada de acuerdo también al escenario interno de escasez de mano de obra y a dificultades del transporte de insumos. Como secuela, esta disminución en la productividad de la zona oriental, puntualmente para el cultivar OxG (-13,8 %), logró opacar el buen comportamiento de la productividad del Híbrido en la zona Suroccidental (+12 %), siendo la subzona del Urabá la más destacada a nivel nacional con 40,3 t/RFF/ha al año, en comparación con las 26,7 t del promedio nacional. Por su parte, los cultivares E. Guineensis muestran comportamientos saludables de productividad por zona y a nivel nacional (7,81 %) además un costo de extracción nacional de $1.533.542 tAPC, Mientras que el OxG presentó un costo de extracción nacional de $1.811.556 tAPC, lo que implica que, a pesar de los comportamientos superiores en las tasas de extracción del cultivar, la tecnología instalada genera una pérdida de la capacidad productiva ligada a las dificultades de extracción en plantas con características específicas para el otro tipo de cultivar.

 

Considerando las características de tecnología y capacidad instalada en teoría análogas utilizadas en el transcurso del 2022, se puede interpretar como un factor de riesgo para el comportamiento de los costos del sector al constante aumento del precio de los fertilizantes a nivel mundial registrado a lo largo del 2021, derivado principalmente de las restricciones sobre la oferta mundial como resultado de la invasión rusa sobre territorio ucraniano. Rusia es una de las principales fuentes de fertilizantes a base de Nitrógeno, Potasio y Fósforo de Colombia, por lo que, a pesar de las posibles pre – compras realizadas por diversos sectores de la agroindustria del país a comienzos del 2022, es de esperar un incremento pronunciado de los costos de producción del sector palmero mostrando la misma tendencia presentada dentro de la estructura de costos del año 2021.

(Visited 289 times, 279 visits today)
Deja una respuesta