Información del sector palmero colombiano - Fedepalma

Dietas bajas en carbohidratos y dieta cetogénica: solución a enfermedades metabólicas

0

El Profesor y Especialista en Medicina Interna y Endocrinología de la Universidad Nacional, Pedro Nel Rueda, Expresidente de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo, Presidente de la Federación Latinoamericana de Endocrinología, y Director Científico de la Unidad de Terapia Metabólica, realizó una charla sobre los efectos para la salud de las dietas bajas en carbohidratos y de la dieta cetogénica, en la que a partir de evidencia científica mencionó los siguientes apartados:

  1. La tribu Masái de Kenia aún conserva su alimentación original: sangre, leche, carne de res y de animales de caza.
  1. El pueblo Inuit, de esquimales, consume pescado y su aceite (puede decirse que son los responsables de la fama del Omega.
  1. A ambos grupos se les considera modelos de buena salud. Por su parte, el pueblo Pima era una población muy sana hasta antes de 1850 cuando su dieta incluía carne, pescados y pequeñas cantidades de granos, carbohidratos, semillas y almidones. Hoy es un grupo indígena afectado por la obesidad y la diabetes. Según algunos expertos es necesario revisar lo ocurrido en el siglo XIX, cuando posiblemente hubo un cambio en los hábitos alimentarios en este grupo de personas que evidencia su incidencia en la salud.

 

  • Estos tres ejemplos sirven para ilustrar lo que ya conocemos: la alimentación juega un papel decisivo en la salud.

 

El dilema está en determinar qué se puede considerar una dieta sana y qué no, si bien este es un debate muy amplio, existen algunas creencias erróneas que necesitan especial atención y se detallan a continuación.

  1. Las carnes deben ser eliminadas de la dieta. En Estados Unidos, desde 1800 hasta 2007 se redujo casi a la mitad el consumo de carnes después de que se les culpó de ser las causantes de graves afecciones a la salud. Sin embargo, las cifras parecen evidenciar un panorama distinto. En 1890 la obesidad en ese país era tan solo el 3,4 %, y hoy llega al 32 %. Hace dos siglos existían menos de tres casos de diabetes por cada 100 mil habitantes, actualmente la padecen entre 10 mil a 20 mil personas de cada 100 mil. ¿Qué pasó? De acuerdo con los especialistas los culpables no deben buscarse en el consumo de carnes o en la genética, los responsables están relacionados con los altos niveles de azúcares presentes en la ingesta diaria, así como lo que algunos llaman, el proceso de cocacolonización.
  1. Las grasas, un alimento prohibido. En 1973 la Asociación Americana del Corazón propuso restringir la ingesta de grasas con la premisa de que, si este era un alimento perjudicial para la salud, reducir su consumo debería corregir el problema. Pero la realidad demostró algo muy diferente, el sobrepeso continuó a pesar de que los estadounidenses empezaron a incluir en su dieta alimentos libres de grasa. Entre los años 80 y 90 su consumo se redujo más que en las cuatro décadas anteriores, aunque esto no tuvo un impacto significativo en la salud de los norteamericanos.
  1. El colesterol es un enemigo de la salud. Todo lo contrario, se trata de un lípido fundamental para la síntesis de las hormonas y el mantenimiento de las membranas celulares, ejerciendo además como protector de la salud cerebral, entre otras funciones vitales. Así pues, no se busca restringir, sino controlar su consumo. Esa es la clave a la hora de incluir en la dieta alimentos que sean fuentes de colesterol.

 

Síndrome metabólico

También llamado Síndrome X, Síndrome de la resistencia a la insulina o Síndrome de Reaven, debido a que el endocrinólogo Gerald Reaven fue el primero en hablar del conjunto de alteraciones metabólicas (obesidad visceral, resistencia a la insulina, bajos niveles de HDL-Colesterol, hipertensión e hipertrigliceridemia), que aumentaban el riesgo de sufrir ciertas enfermedades serias como diabetes, hígado graso, cardiopatías, ovario poliquístico, artrosis, Alzheimer, apnea del sueño e incluso algunos tipos de cáncer.

El uso de guías alimentarias que establecen lineamientos para el consumo de alimentos, y recomendaciones para el mayor consumo de carbohidratos y reducción de la ingesta de grasas, evidenció el deterioro de la salud de la población. Incluso el mismo Reaven nunca estuvo de acuerdo con aquellos que prohibían las grasas, pues aseguraba que reducir su consumo acentuaba las anormalidades metabólicas que podrían desencadenar en el Síndrome X.

Una afirmación que ha sido avalada por diferentes estudios tras los cuales queda demostrado que seguir una dieta que no restringe el consumo de grasas saturadas tiene importantes beneficios en pacientes con Síndrome Metabólico. Algunos de los aportes más significativos están relacionados con una reducción en el peso, control de los problemas de presión arterial y equilibrio en los niveles de los lípidos. En personas diabéticas este régimen alimentario mostró una disminución de las transaminasas y una mejoría tanto en la hemoglobina glicosilada como en la relación de triglicéridos/HDL-colesterol, lo cual está asociado a una reducción en el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular.

Otra teoría que reforzó el concepto desfavorable sobre las grasas se relaciona con la publicación del que se conoce como el Estudio de siete países, liderado por el estadounidense Ancel Keys, en el que se afirmaba que a mayor consumo de grasas saturadas mayor era el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Una teoría que a pesar de haber sido desmentida por numerables investigaciones dejó a las grasas con el estigma de ser “malas para la salud”.

 

Dieta cetogénica

Se conoce desde hace más de un siglo cuando en 1921 se empezó a utilizar como tratamiento para la epilepsia y luego para el manejo de la obesidad. La dieta cetogénica propone que la proporción de nutrientes ingeridos sea 70-75 % de grasas, 15-20 % de proteínas y solo 5-10 % de carbohidratos en la dieta, lo que significa menos de 50 gramos.

Si bien no todos los especialistas están de acuerdo en su uso y mucho menos en que sea visto como un régimen alimenticio de base, reconocen que podría utilizarse durante periodos determinados de tiempo y bajo un estricto control médico. Así, son varios los estudios que demuestran que seguir esta dieta puede generar beneficios ante afecciones como la diabetes, el cáncer y las enfermedades neurodegenerativas. También se evidencia que puede mejorar la respuesta inmunológica, la función cognitiva, la actividad mitocondrial y las respuestas hormonales. Además, se le considera efectiva cuando se pretende disminuir de peso.

En el 2007 un estudio liderado por Hussein Dashti, acerca de los efectos benéficos de la dieta cetogénica en diabéticos obesos demostró que seguir este régimen de alimentación no solo ayudaba a una significativa pérdida de peso, sino que además, los pacientes evidenciaban una disminución notoria en los niveles de hemoglobina glicosilada. Después de ocho semanas esta pasó de 11 a 6, una reducción que difícilmente se logra con medicamentos. En cuanto al Síndrome Metabólico específicamente, cuando se le comparó con una dieta baja en carbohidratos, se documentó que además de ayudar en la reducción del peso, servía para regular la presión arterial, entre otros beneficios encontrados.

También se han estudiado los beneficios de esta dieta en los deportistas de alto rendimiento y, aunque se necesita de un periodo de adaptación de unas cuatro semanas, pasado este tiempo sus capacidades mejoran considerablemente.

Si bien la dieta cetogénica no es aconsejable para todas las personas y no se recomienda seguirla si no se hace bajo un estricto control médico, es necesario hacer énfasis en la importancia de la educación para desmitificar los conceptos errados emitidos, en los últimos años, sobre las dietas bajas en carbohidratos y altas en grasas, destacando los grandes beneficios que estas aportan a la salud.

 

  • ¡No hay que tenerle miedo a todas las grasas, aprendamos a balancear el consumo!

 

No confundir…

  •  Cetosis no es sinónimo de cetoacidosis. La primera es una condición fisiológica normal presente cuando no consumimos carbohidratos o estamos en ayuno. Por su parte la cetoacidosis hace referencia a una condición patológica en la que las concentraciones de cuerpos cetónicos son tan altas que pueden poner en riesgo la vida.
  • No es lo mismo consumir grasas saturadas que tener altos niveles de ácidos grasos en el plasma, un indicador de enfermedad cardiovascular que se presenta por la ingesta desbordada de azúcares y carbohidratos, pero que no tiene que ver con la grasa saturada. Un estudio liderado por la doctora Cassandra Forsythe demuestra que una dieta baja en carbohidratos reduce los ácidos grasos saturados en el plasma, mientras que una baja en grasa los aumenta.
  • La dieta cetogénica no debe asumirse como un régimen alimenticio ideal, sin embargo, es importante dejar de concebir las grasas como las enemigas de una alimentación sana.
  • El Síndrome metabólico es el causante de las principales enfermedades que hoy afectan a la población mundial. De acuerdo con los expertos, este problema podría controlarse con sencillos cambios en la alimentación.

 

Referencias

  • Accurso A, Bernstein RK, Dahlqvist A, et al. Dietary carbohydrate restriction in type 2 diabetes mellitus and metabolic syndrome: time for a critical appraisal. Nutr Metab (Lond). 2008;5:9. Published 2008 Apr 8. doi:10.1186/1743-7075-5-9
  • Bhanpuri NH, Hallberg SJ, Williams PT, et al. cardiovascular disease risk factor responses to a type 2 diabetes care model including nutritional ketosis induced by sustained carbohydrate restriction at 1 year: an open label, non-randomized, controlled study. Cardiovasc Diabetol. 2018;17(1):56. Published 2018 May 1. doi:10.1186/s12933-018-0698-8
  • Dehghan M. et al. Associations of fats and carbohydrate intake with cardiovascular disease and mortality in 18 countries from five continents (PURE): a prospective cohort study. Lancet 2017; 399 2050-62.
  • Feinman RD, Pogozelski WK, Astrup A, Bernstein RK, Fine EJ, Westman EC, et al. Dietary carbohydrate restriction as the first approach in diabetes management: Critical review and evidence base. Nutrition 2015;31(1): 1-13. DOI: 10.1016/j.nut.2014.06.011.
  • Forsythe et al. 2009. Carbohydrate Restriction has More Favorable Impact on the Metabolic Syndrome than Low Fat Diet. Lipids.
  • Hallberg SJ, McKenzie AL, Williams PT, Bhanpuri NH, Peters AL, Campbell WW, Hazbun TL, Volk BM, McCarter JP, Phinney SD, Volek JS. Effectiveness and Safety of a Novel Care Model for the Management of Type 2 Diabetes at 1 Year: An Open-Label, Non-Randomized, Controlled Study. Diabetes Ther. 2018 Apr;9(2):583-612. doi: 10.1007/s13300-018-0373-9. Epub 2018 Feb 7. Erratum in: Diabetes 
  • Ther. 2018 Mar 5;: PMID: 29417495; PMCID: PMC6104272.
  • NCD Risk Factor Collaboration (NCD-RisC) Trends in adult body-mass index in 200 countries from 1975 to 2014: a pooled analysis of 1698 population-based measurement studies with 19·2 million participants. Lancet 2016; 387: 1377–96
  • Ravnskov U, Diamond DM, Hama R, et al. Lack of an association or an inverse association between low-density-lipoprotein cholesterol and mortality in the elderly: a systematic review BMJ Open 2016;6: e010401. doi: 10.1136/bmjopen-2015-010401
  • Saturated fat does not clog the arteries: coronary heart di-sease is a chronic inflammatory condition, the risk of which can be effectively reduced from healthy lifestyle interventions Aseem Mal-hotra, Rita F Redberg, Pascal Meier Br J Sports Med 2017;1:1–2. doi:10.1136/bjsports-2016-097285.
  • Volek, J.S., Phinney, S.D., Forsythe, C.E. et al. Carbohydrate Restriction has a More Favorable Impact on the Metabolic Syndrome than a Low-Fat Diet. Lipids 44, 297–309 (2009). https://doi.org/10.1007/s11745-008-3274-2
  • Wang J, Talmon G, Hankins JH, Enke C. Occult breast cancer presenting as adenocarcinoma of unknown primary: clinical presentation, immunohistochemistry, and molecular analysis. Case Rep. Oncol. 2012.

 

Artículo del Boletín N° 34 de Salud y Nutrición

Consulte aquí más contenido del Boletín Trimestral Informativo de Salud y Nutrición

 

(Visited 27 times, 2 visits today)
Deja una respuesta