Información del sector palmero colombiano - Fedepalma

El campo no se queda atrás en el camino de lo digital

 

                                               

Foto: Archivo Fedepalma

¿Qué tan importante es transitar un camino hacia lo digital? Hace unas décadas, más que una pregunta era una senda de incertidumbre, hoy es una realidad que promete transformar de manera positiva los entornos organizacionales y su relación con sus grupos de interés, y que va más allá del tamaño o tipo de empresa.

El campo a la vanguardia

La llamada “cuarta revolución industrial” está causando una acelerada transformación en algunos servicios y formas de asumir la realidad empresarial de varios sectores, incluido el agroindustrial, que a través de innovaciones digitales revolucionarias impacta el quehacer del campo en beneficio de las grandes ciudades.

Con el paso de los años y la necesidad de conectarnos más y acortar las brechas sociales entre la ruralidad y el espacio urbano, los esfuerzos del sector público, privado y las organizaciones internacionales, entre otros, evidenciaron la urgencia de tener redes de telecomunicaciones más robustas, fortalecer la apropiación de las tecnologías de la información y mejorar su adopción. Propósitos en los que el apoyo de los gobiernos locales y el nacional es fundamental, uniéndose a la construcción de una ruta que entraña retos y oportunidades*.

En Colombia, Internet es un servicio público esencial (por lo que se están proyectando acciones a mediano y largo plazo para su adopción masiva), y es así como los gobiernos, la academia y el sector de las telecomunicaciones unen esfuerzos para que dicha adopción deje de ser un sueño y se configure en una realidad futura, provista de conectividad suficiente, de calidad, con acceso y efectiva apropiación.

Así las cosas, migrar o empezar los cambios en los canales, medios o maneras de entregar la información, en especial a la población rural, es todo un desafío y uno de los pasos iniciales que hay que dar de manera progresiva, eso sí, sin olvidar que debido al abandono social en el que se ha mantenido al sector rural, pensar en un cambio radical puede incrementar las brechas y generar efectos contrarios a los beneficios mencionados. 

Migrar o empezar los cambios en los canales, medios o maneras de entregar la información, en especial a la población rural, es todo un desafío.

La Federación es consciente de esta realidad y de lo que significa cerrar la brecha digital en las zonas y entornos de producción palmera, pero al mismo tiempo tiene claridad en visionar este camino de lo digital como una decisión necesaria y emocionante que conectará mucho más a sus afiliados con el mundo y sus potencialidades, canjeando lo convencional e inefectivo por la oportunidad. 

Nuestro compromiso está en entregarles contenidos de relevancia y calidad en la versión digital del boletín El Palmicultor; la reactivación de nuestro programa educativo Palmeros en Acción, ahora en plataformas digitales (Spotify, YouTube y Google Podcast); y con eventos híbridos y espacios de cocreación que nos permitan seguir construyendo con ustedes una agroindustria productiva, transformadora, única y diferenciada. 

En el boletín El Palmicultor, versión digital, se encontrarán secciones de fácil navegación, noticias recientes, información de eventos y todo lo que tiene que ver con el sector palmicultor, mientras que en el podcast podrán entender de manera didáctica y amigable lo relacionado con la productividad, sanidad, sostenibilidad y rentabilidad del cultivo de la palma de aceite. 

Nada de esto sería posible sin la facilidad que nos brindan los teléfonos inteligentes que permiten innumerables alternativas, soluciones y herramientas para acceder a este espacio virtual palmero. El mismo que fue estructurado a partir de los aprendizajes construidos en los momentos de pandemia, en los que se demostró el poder de la tecnología y la conectividad, para estar unidos, en contacto, y que potenció el trabajo real en los cultivos, plantas de beneficio y canales de comercialización, entre otros.

No obstante, esta transformación al mundo virtual debe entenderse como una opción de amplias potencialidades que los miembros de la comunidad palmera podrán asumir, según su necesidad, infraestructura y motivación. Lo que no implica una renuncia total a los medios convencionales muy valorados por el sector, ya que muchos de los afiliados que aún no cuentan con conectividad y aquellos que prefieren leer en papel seguirán acompañando nuestra labor a través de publicaciones impresas. Es así como la versión física de El Palmicultor también se refresca con un nuevo diseño que contiene, de manera más simplificada, información de gran interés para los lectores. 

Todo es cuestión de cómo se asumen los desafíos actuales en materia de oportunidad y calidad de la información, accesibilidad a servicios en zonas y lugares dispersos geográficamente. La transformación no se detiene, y es parte de la labor del gremio presentar a los palmicultores una oferta de canales que respondan a sus necesidades y que contribuyan con el alcance de los objetivos estratégicos del sector y mandatos gremiales. Los invitamos a compartir con nosotros sus comentarios y a seguir construyendo este camino juntos.

*El 56,5% de los hogares en Colombia tiene internet (el 23,8% de los hogares en zonas rurales tiene acceso a internet). Eso contrasta con el 66,5% de las zonas urbanas que puede entrar a Internet DANE (2021).
(Visited 36 times, 1 visits today)

Los comentarios están cerrados.