Información del sector palmero colombiano - Fedepalma

La Organización Meteorológica Mundial anuncia la prevalencia de unas condiciones que pueden indicar el inicio de un episodio de El Niño

Foto: cortesía Organización Meteorológica Mundial

Por: 

Organización Meteorológica Mundial


Por primera vez en siete años, en el Pacífico tropical imperan condiciones características de El Niño, que pueden propiciar que se incrementen las temperaturas mundiales y se generen unos patrones meteorológicos y climáticos perjudiciales.

Según los pronósticos del boletín “El Niño/la Niña hoy” más reciente de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), existe una probabilidad del 90 % de que las condiciones de El Niño sigan prevaleciendo durante el segundo semestre de 2023. Se espera que el episodio al menos sea de intensidad moderada. Las predicciones del boletín vienen acompañadas de orientaciones de expertos de todo el mundo.

La formación de un episodio de El Niño aumentará considerablemente la probabilidad de que se batan récords de temperatura y se experimente un calor más extremo en muchas partes del mundo y en los océanos.

Petteri Taala, profesor y Secretario General de la OMM.

“El anuncio realizado por la OMM de que se está produciendo un episodio de El Niño es la manera de indicar a los gobiernos de todo el mundo que se preparen para limitar los efectos que este pueda tener para nuestra salud, nuestros ecosistemas y nuestras economías”, añadió. “Las alertas tempranas y las medidas preventivas para hacer frente a los episodios meteorológicos extremos asociados a este importante fenómeno climático son de suma importancia para salvar vidas y medios de subsistencia”.

El Niño ocurre en promedio entre cada dos y siete años, y sus episodios suelen durar de nueve a doce meses. Se trata de un patrón climático natural asociado al calentamiento de las aguas de la superficie oceánica en las partes central y oriental del océano Pacífico tropical, si bien se produce en unas circunstancias de cambio climático antropógeno.

En previsión de que se repitiera un episodio de El Niño, un informe de la OMM publicado en mayo predijo que había un 98 % de probabilidades de que al menos uno de los próximos cinco años y el quinquenio en su conjunto fueran los más cálidos jamás registrados, superando así el récord alcanzado en 2016, cuando se produjo un episodio excepcionalmente intenso.

En el informe, de cuya elaboración se había encargado la Oficina Meteorológica del Reino Unido junto con asociados de todo el mundo, se afirmaba asimismo que existía un 66 % de probabilidades de que la temperatura media anual del planeta cerca de la superficie entre 2023 y 2027 superara temporalmente en 1,5 °C los niveles preindustriales durante al menos un año.

Esto no significa que en los próximos cinco años vayamos a superar el nivel de 1,5 °C especificado en el Acuerdo de París, porque el acuerdo se refiere al calentamiento a largo plazo durante muchos años. Sin embargo, supone otra “llamada de atención”, o una alerta temprana, de que todavía no estamos avanzando en la dirección correcta para limitar el calentamiento de acuerdo con los objetivos fijados en París en 2015 para reducir sustancialmente los efectos del cambio climático.

Chris Hewitt, profesor y Director de la Sección de Servicios Climáticos de la OMM. 

Según los informes de la OMM sobre el estado del clima mundial, 2016 ha sido el año más cálido del que se tiene constancia debido al “doble impacto” de un episodio de El Niño de gran intensidad y del calentamiento inducido por la actividad humana a través de los gases de efecto invernadero. El impacto sobre las temperaturas mundiales suele manifestarse al año siguiente de haberse formado el episodio, por lo que probablemente será más evidente en 2024.

La temperatura media mundial en 2022 superó en aproximadamente 1,15 °C la media del período 1850-1900 debido al enfriamiento producido por el episodio triple de La Niña.

Efectos típicos

La Organización Meteorológica Mundial anuncia la prevalencia de unas condiciones que pueden indicar el inicio de un episodio de El Niño
Foto: IRI Data Library Maprooms

El fenómeno El Niño se asocia típicamente con un incremento de la pluviosidad en algunas zonas meridionales de América del Sur, el sur de los Estados Unidos, el Cuerno de África y Asia Central.

Por el contrario, El Niño también puede provocar graves sequías en Australia, Indonesia, algunas partes del sur de Asia, América Central y el norte de América del Sur.

Durante el verano boreal, la mayor calidez de las aguas como consecuencia de El Niño puede provocar huracanes en las partes central y oriental del océano Pacífico y dificultar su formación en la cuenca atlántica.

Por lo general, El Niño tiene el efecto contrario a La Niña, cuyo episodio más reciente finalizó a principios de 2023.

Situación actual y perspectivas

Desde febrero de 2023, las anomalías medias mensuales han ocasionado un aumento significativo de la temperatura de la superficie del agua en la parte centroriental del Pacífico ecuatorial, que ha pasado de casi medio grado Celsius por debajo de la media (-0,44 en febrero de 2023) a alrededor de medio grado Celsius por encima de la media (+0,47 en mayo de 2023). Durante la semana del 14 de junio de 2023, las anomalías en la temperatura cálida de la superficie del mar siguieron aumentando, hasta alcanzar un valor de +0,9 ºC.

Las pruebas obtenidas durante las observaciones oceánicas y atmosféricas efectuadas apuntan claramente a que se están dando las condiciones típicas de un episodio de El Niño en el Pacífico. Sin embargo, persiste cierta incertidumbre debido a que el acoplamiento océano-atmósfera, esencial para que se amplifiquen y prolonguen los efectos de El Niño, es muy débil. Se prevé que se necesitará más o menos otro mes para presenciar un acoplamiento completo en el Pacífico tropical.

Boletín sobre el clima estacional mundial

El Niño y La Niña son importantes condicionantes del sistema climático de la Tierra, pero no son los únicos. Además del boletín “El Niño/la Niña hoy”, que se publica desde hace tiempo, la OMM también publica ahora boletines periódicos sobre el clima estacional mundial en los que se tienen en cuenta las influencias de todos los demás condicionantes climáticos importantes, como la oscilación del Atlántico Norte, la oscilación del Ártico y el dipolo del océano Índico.

Según se indica en el último boletín correspondiente a julio, agosto y septiembre de 2023, “normalmente se pronostican unas temperaturas de la superficie del mar superiores a la media en las regiones oceánicas, lo que contribuye a la predicción generalizada de temperaturas superiores a lo normal en las zonas continentales. Sin excepción alguna, se esperan anomalías positivas de la temperatura en todas las zonas continentales de los hemisferios norte y sur”.

Las predicciones de la pluviosidad para los próximos tres meses coinciden con algunos de los impactos canónicos de El Niño en las precipitaciones.

Las series de boletines de la OMM “El Niño/la Niña hoy” y sobre el clima estacional mundial se basan en las predicciones de los Centros Mundiales de Producción de Predicciones a Largo Plazo de la Organización, y los datos que contienen están a disposición de los gobiernos, las Naciones Unidas, las instancias decisorias y otras partes interesadas de sectores sensibles al clima para que puedan adoptar medidas de preparación y proteger vidas y medios de subsistencia.

Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales seguirán de cerca la evolución de las condiciones características de un episodio de El Niño y sus efectos en la temperatura y la precipitación a escala nacional y local. La OMM facilitará proyecciones actualizadas durante los próximos meses, según resulte necesario.

Te puede interesar: La diferencia entre cambio climático y variabilidad climática es clave para entender el fenómeno El Niño Oscilación del Sur

La Organización Meteorológica Mundial anuncia la prevalencia de unas condiciones que pueden indicar el inicio de un episodio de El Niño
Predicciones probabilísticas de la temperatura del aire en superficie y la precipitación para la temporada de julio a septiembre de 2023. El período de referencia es el comprendido entre 1993 y 2009.
La Organización Meteorológica Mundial es el portavoz autorizado de las Naciones Unidas sobre el tiempo, el clima y el agua.
Visited 377 times, 1 visit(s) today
[swpm_login_form]