Información del sector palmero colombiano - Fedepalma

2023: récord en productividad de aceite de palma en Colombia

Foto: Gabriel Molano

Por:
PalmaSana y Productividad  

Contenido Editorial publicado en PalmaSana y Productiva – Diciembre de 2023. 


Factores positivos se combinaron este año para que la palma de aceite alcanzara una de las mayores producciones de aceite; el principal: el compromiso con las mejores prácticas. ¡Bien por los palmicultores y por nuestra agroindustria!

Al culminar 2023, llega el momento de los balances. El del sector palmicultor es alentador para el país, pues la cifra estimada para el cierre del año en materia de producción de aceite de palma es de:

1.850.000 toneladas, cerca de 5 % más que en 2022, con una media nacional de 3,7 toneladas de aceite de palma crudo (APC) por hectárea año.

La cifra positiva, según lo explica Jorge Alonso Beltrán, Director de Extensión de Cenipalma, es producto de varios factores que se combinaron para favorecer la productividad del cultivo: el mejoramiento de los precios que han permitido realizar fertilización balanceada al cultivo; las lluvias; el crecimiento, cada vez mayor, de áreas sembradas con cultivares híbridos OxG; los avances en materia de asistencia técnica por parte de los Núcleos y asociaciones de productores; y la disminución de casos de algunas enfermedades como la Marchitez letal, en la Zona Oriental.

Por fortuna, 2020 dejó atrás la tendencia que venía desde 2018, y trajo consigo el incremento en el precio del aceite, gracias al cual fue posible ponerse al día con la fertilización y hoy, al cierre de 2023, se ven plantaciones recuperadas y altamente productivas.

Las precipitaciones, a pesar del reiterativo anuncio del Fenómeno El Niño, también han jugado a favor, pues no solo se ha contado con la lluvia necesaria, sino que, además, su intensidad ha sido la requerida en las diferentes zonas del país.

Adicionalmente, de las 100.000 hectáreas sembradas con cultivares híbridos OxG en el país, cerca de 80.000 entraron este año en plena producción, lo cual unido a la polinización con ANA, genera tasas de extracción significativamente más altas frente a los cultivares Elaeis guineensis.

Por tercer año consecutivo, Cenipalma, a través de los recursos del Fondo de Fomento Palmero y bajo el modelo de cofinanciación con los Núcleos y asociaciones de productores, fortaleció la prestación de servicios y asistencia técnica a la medida de las necesidades de los palmicultores de las diferentes zonas.

En los últimos tres años, se logró un impacto positivo en 17 Núcleos que abarcan 120.000 hectáreas cultivadas por pequeños productores. Este impacto se tradujo en un aumento de 1 tonelada de racimos de fruta fresca por hectárea al año (t RFF/ha/año), alcanzando una producción de 17,42 t RFF/ha/año, en comparación con el promedio nacional de 16,4 t RFF/ha/año.

En términos de ingresos, esta diferencia ha representado para el país un aumento de más de 24 millones de
dólares en un periodo de tres años. En cuanto a la producción de Aceite Crudo de Palma (APC), en 2023 se estima en 3,7 toneladas, frente a 3,63 registradas en 2022 y a 3,6, en 2021. Como punto de comparación, vale recordar que en 2018 apenas llegaba a 3,45.

Por zonas, la Suroccidental, con alrededor de 20.000 hectáreas sembradas en híbrido OxG, fue la que tuvo el mejor comportamiento, con una Tasa de Extracción de Aceite (TEA) representativa de 24 %, por supuesto, fruto también del esfuerzo por aplicar las mejores prácticas agronómicas y fitosanitarias.

Sin embargo, es la Zona Oriental la que arrastra la producción a nivel de país, por cuanto concentra el 45 % del total de racimos de fruta fresca (RFF) y de aceite: todo crecimiento logrado allí se refleja en las cifras nacionales, afirma Beltrán. Las proyecciones de cierre de 2023, de t/ha de APC, llegan a 4,5 en la Zona Suroccidental; 3,8 en la Zona Norte; 3,7 en la Oriental; y 3,6 en la Central.

En este panorama, lo cierto es que los palmicultores que están aplicando las mejores prácticas están logrando más de 5 t/ha de producción de aceite, más que el promedio nacional, mientras que la cifra se duplica -10 t/ha- cuando se trata de cultivares híbridos.

En materia fitosanitaria, se logró disminuir los casos de ML en la Zona Oriental. Cifras reportadas por 24 Núcleos que cubren 192.600 ha, dan cuenta de una disminución de 24 % de 2021 a 2022, al pasar de 99.319 a 75.406 casos, mientras que en 2020 estos alcanzaban los 143.703. Esta tendencia a la baja se mantiene en 2023.

El caso de la Zona Norte

Sin embargo, la situación fitosanitaria de la Zona Norte (subzona del Magdalena) ha incidido de manera significativa en estas cifras. La Pudrición del cogollo, PC, ha hecho de las suyas en esta subzona, en donde han sido afectadas 44.614 ha, de las cuales unas 17.000 ha han sido eliminadas, lo cual corresponde a un 38 %. Un panorama alentador es que a noviembre de 2023 ya se sembraron 5.500 ha con cultivares híbridos OxG que por su resistencia son la mejor herramienta para hacerle frente a la PC y además, se cuenta con plántulas en viveros para cubrir otras 10.000, lo cual da una excelente perspectiva de recuperación.

Está comprobado que la palma de aceite es un cultivo agradecido: si le damos los cuidados que requiere, con verdadero compromiso, nos revierte en productividad.

PalmaSana y Productividad

LEA LA EDICIÓN DE PALMASANA Y PRODUCTIVA NO. 8 DE DICIEMBRE DE 2023

(Visited 195 times, 138 visits today)