Información del sector palmero colombiano - Fedepalma

Transferencia de tecnología para la estimación de la defoliación del dosel de la palma de aceite a través de la metodología MIREP

Programa fundamentado en educación para adultos y aprendizaje significativo, entre otras cosas.

Palmicultores reciben capacitación. Foto: Esneider Angarita.
0
Por:
Claudia Patricia Mendoza Páez, Extensionista I Zona Norte
Jhonatan Eduardo Camperos Reyes, Asistente de Investigación I de Cenipalma
Brillit Gañán Galvis, Responsable de Estrategias Didácticas de Cenipalma

El Comité Agronómico Local de Codazzi, Cesar, reportó el bajo potencial productivo de racimos de fruta fresca (RFF) de la subzona, asociado, entre otros factores, al incremento de afectaciones foliares severas ocasionadas por la enfermedad Pestalotiopsis sp. Con base en lo anterior, se identificó la necesidad de cuantificar el área foliar afectada por el patógeno. 

Actualmente existen 2 metodologías para estimar la defoliación por Pestalotiopsis sp., en la primera, se evalúan las hojas de la espiral 5 y, en la segunda, se incrementa la muestra, leyendo también las espirales 2 y 8, lo que permite disminuir el error de estimación. Cabe resaltar que para las 2 metodologías el error de estimación es menor al 3%, lo que hace válido aplicarlo en campo.       

Con el fin de transferir esta tecnología se diseñó una capacitación basada en la metodología para la Medición de Impactos y Resultados en Extensión Palmera (MIREP). El programa se fundamenta en principios pedagógicos, educación para adultos (andragogía), aprendizaje significativo y formación por competencias, todo esto integrado con elementos de la gestión de proyectos. Este método de enseñanza permite la construcción de procesos educativos participativos centrados en el desarrollo de competencias para la obtención de resultados e impactos medibles, que indiquen la aplicación y el uso de la tecnología.   

El esquema de la Figura 1 representa el proceso MIREP implementado para la transferencia de la tecnología. En el fragmento denominado “situación inicial” se identifica el problema que es abordado de manera participativa por sus protagonistas, lo que le da sentido y significado al aprendizaje. Luego se diseñan las actividades educativas y los indicadores para la evaluación permanente.  

En la sección llamada “desarrollo educativo” se ejecutan las acciones previstas de manera lógica, en función de los impactos, además, se lleva a cabo el acompañamiento y seguimiento a la implementación de la tecnología en las plantaciones. En el paso llamado “situación final” se evidencia si el objetivo de aprendizaje y su competencia se alcanzó. Esto se logra a través del análisis de los reportes de adopción de la tecnología entregado por las plantaciones. 

Por último, con el fin de mantener el proceso de adopción, se socializan los impactos con el grupo de interés, para definir la necesidad de realizar nuevas acciones educativas que refuercen el aprendizaje. 

Figura 1. Proceso MIREP aplicado para la transferencia de la tecnología con el fin de estimar la defoliación del dosel en la palma de aceite.

En la subzona se realizaron 4 eventos de transferencia de tecnología en los Núcleos Oleoflores S. A. S., Palmas Sicarare S. A. S., Palmas Montecarmelo S. A. y Palmas Oleaginosas de Casacara Ltda., con los que se impactaron aproximadamente 61% de los cultivos de palma (7.000 hectáreas). En total se capacitaron 75 personas entre profesionales, técnicos y operarios de campo del área de sanidad vegetal.  

En los resultados de las pruebas de conocimiento (conducta de entrada y salida) se observó un incremento en la apropiación del conocimiento de 20 puntos porcentuales, al pasar de una media de acierto de 60% a 80%. Además, como estrategia de acompañamiento y seguimiento, se socializaron los formularios digitales y físicos con todos los Núcleos participantes para que iniciaran las evaluaciones de defoliación. Finalmente, 3 meses después de la capacitación se evidenció que 3 de los 4 Núcleos participantes utilizaron la tecnología para generar mapas de interpolación asociados a la defoliación total del dosel de la palma (Figura 2), con lo que se estableció una adopción de la tecnología de 75%.  

En conclusión, la metodología MIREP fue efectiva al facilitar el desarrollo del aprendizaje con significado, dado que se logró la interiorización, aplicación y adopción de la tecnología para estimar la defoliación del dosel de la palma de aceite en la subzona de Codazzi. 

A.-Montecarmelo
B.-Sicarare
C.Palmacara

 

Figura 2. Mapas de interpolación de evaluaciones de defoliación en tres núcleos. A) Palmas Montecarmelo S. A. B) Palmas Sicarare S. A. S. C) Palmas Oleaginosas de Casacara Ltda.
  • Agradecimientos
    Los autores agradecen a los ingenieros José García de Palmas Sicarare S. A. S., Bernabé Rochels de Palmas Montecarmelo S. A. y Juan Carlos Castillo de Oleoflores S. A. S., y a la tecnóloga Yessica Beleño de Palmas Oleaginosas de Casacara Ltda., por su participación y compromiso en el proceso de transferencia de tecnología. 
(Visited 164 times, 8 visits today)
Deja una respuesta